Invertir en CFDs

Disfruta de más flexibilidad en tus inversiones, tanto en las caídas como las subidas del mercado

Los Contratos por Diferencia (CFDs) son uno de los instrumentos financieros más versátiles disponibles, que permiten beneficiarse de las fluctuaciones en los precios sin ser titular del activo subyacente.

Puedes negociar más de 9.000 CFDs, con posiciones cortas o largas, incluyendo acciones individuales, índices, materias primas, divisas y bonos.
Obtén la misma exposición al mercado que con las operaciones tradicionales con acciones pero con menos capital. Opera con un apalancamiento de hasta 100:1 y maximice su flexibilidad y oportunidades.

¿Por qué operar
CFD con DIF?

Acceso al pre mercado americano

Disfruta de acceso directo a la negociación de CFDs en tiempo real y de la posibilidad de operar antes de la apertura del mercado americano de manera directa y en línea.

Apalancamiento

Los CFDs son productos con apalancamiento, lo que permite tener una posición sobre un activo sin desembolsar la totalidad del coste de este, con un bajo requerimiento de margen para la operación.

Gestión del riesgo

Permiten la posibilidad de entrar en corto. Los CFD no tienen vencimiento (excepto los correspondientes a materias primas) y por tanto no hay que cambiar de contrato para mantener las posiciones a largo plazo.

Una alternativa a los futuros

En lugar de la operativa en los mercados de futuros, donde el número de contratos son prohibitivos por las elevadas garantías solicitadas, puedes además operar con materias primas, como petróleo, oro, maíz y otras materias primas importantes, con menos exigencias de garantias a través de CFD.

Ventajas de invertir en CFD

Costo efectivo

El inversor no toma en propiedad los títulos, no realiza ninguna compra física, por tanto, estará exento de pagos en concepto de costos bursátiles (cánones de bolsa, etc) que se aplican sobre productos convencionales.

Flexibilidad y eficiencia

Posibilidad de tener tanto posiciones largas como cortas, pudiendo entrar en corto.. Permite obtener rentabilidad en mercados alcistas y bajistas, bien como una gestión de riesgo eficiente.

Sin vencimiento

Los CFD no tienen vencimiento (excepto los correspondientes a materias primas) y por tanto no hay que cambiar de contrato para mantener las posiciones a largo plazo.

Invierte en Simulación

¡Prueba invertir en ambiente de simulación con nuestra cuenta demo gratuita!
Datos personales

Conoce más
sobre CFD