Nuestro Blog
SP500 mejores y peores sectores del 2021

 

¿Cuáles los mejores y peores sectores del S&P500 en 2021?

Al igual que en el artículo que hemos publicado al final del año pasado, buscaremos en este artículo detenernos brevemente en el comportamiento de los diferentes sectores de actividad, de los 11 en los que puede clasificarse la actividad económica de Estados Unidos, en 2021.

 

S&P500 cerró 2021 con subas, por tercer año consecutivo

Las acciones de Estados Unidos, medidas a través del índice S&P500, tuvieron un año 2021 sumamente positivo, nuevamente cerrando con una rentabilidad de +26,89%, muy por encima de su promedio histórico. Este año fue el tercer año consecutivo de subas para el índice.

Fuente: DIF Markets

¿Como se movió el mercado de acciones durante 2021?

El primer semestre de 2021 estuvo dominado, desde el punto de vista macroeconómico, por las preocupaciones en torno a la inflación en Estados Unidos. El incremento en la expectativa de inflación provocó subas en los rendimientos de los bonos, con una consecuente caída en el precio de las acciones.

Febrero fue seguramente el mes más afectado en este sentido. Los sectores que más sufrieron los ajustes a la baja debido a este efecto fueron los más dinámicos, como el tecnológico, por ejemplo. La explicación detrás de esto se encuentra en que dichos sectores son aquellos en que su valuación presente depende más de los flujos futuros de ingresos, los cuales son descontados a valor presente a una tasa de interés de referencia. Si esa tasa sube, el valor presente de dichas empresas cae.

El chairman de la Fed, Jerome Powell, finalmente reconoció, pasado el primer semestre, que las presiones inflacionarias que enfrentaba la economía norteamericana no eran tan “transitorias” como se esperaba y que podían ser más duraderas de lo pensado en una primera instancia. Esto último debido a los cuellos de botella y problemas de abastecimiento (supply chain) que enfrenta la economía mundial posteriormente a la pandemia. La industria de los semiconductores (chips) es donde más claramente se evidencia este problema, pero no es la única.

Lo indicado en el último párrafo llevó a muchos analistas a suponer que la Fed no tendría alternativa que recortar sus medidas de política monetaria expansiva antes de los previsto, lo cual finalmente ocurrió durante el último trimestre. La Fed primeramente optó por recortar los fondos que destina mes a mes a los planes de compra de títulos, como política monetaria no convencional. Adicionalmente, indicó un cronograma de subas de la tasa de interés de referencia donde se esperan ahora al menos tres incrementos durante 2022. Los mercados de acciones, contra todo pronóstico, recibieron positivamente este anuncio y volvieron a operarse en máximos históricos sobre fin de año.

Más allá de la crisis del gigante chino Evergrande en septiembre, que se supuso inicialmente que podría generar un efecto contagio que afectara a todo el mundo (lo cual no aconteció), muy pocos fundamentos bajistas pudieron observarse hasta prácticamente noviembre, cuando la irrupción de la variante ómicron del coronavirus se convirtió en el elemento central de los movimientos y la volatilidad del mercado de acciones.

La variante ómicron, que rápidamente se convirtió en la predominante en Estados Unidos (así como en el resto del mundo), trajo preocupaciones que provocaron fuertes caídas inicialmente en el mercado de acciones. El temor iba por el lado de que las economías del mundo podrían nuevamente enfrentar medidas de restricción a la movilidad y el tránsito de pasajeros, ante las dudas sobre si las vacunas disponibles serían efectivas frente a la nueva cepa. A medida que estos temores fueron cediendo lugar, dado que las dosis de refuerzo (booster) de las vacunas demostraron ser efectivas, sumada la menor severidad de los síntomas de la nueva variante, el mercado rápidamente recuperó terreno.

Todos los sectores del S&P500 han terminado el año positivos.

Fuente: https://www.sectorspdr.com/

Las empresas com mayor valorización en el S&P500 durante 2021  han sido Devon Energy Corp (DVN)  +178.62%, Marathon Oil corp (MRO) +146.18% y Moderna (MRNA) +143.11%.

Fuente: https://www.sectorspdr.com/

 

Los mejores sectores de 2021

Hubo dos sectores que fueron los ganadores claros del año: el energético (XLE) +46,44% y el inmobiliario (XLRE) +41,71%. El sector tecnológico (XLK) terminó en tercer lugar, aunque a bastante distancia de los dos anteriores, con un +33,73%.

 

Energético (XLE)

El sector energético (XLE +46,44% ) se favoreció de la reapertura de las economías y el restablecimiento del tránsito de pasajeros, con actividades como los cruceros y las aerolíneas retomando buena parte de su operativa, con el consiguiente incremento de la demanda de combustible. En ese contexto, el precio del petróleo crudo subió un 62% durante el año, operándose a precios que no se observaban desde 2014.

Como puede verse en la tabla más arriba, las dos empresas del índice S&P500 que más subieron de precio en el año fueron del sector energético: Devon Energy Corp (DVN) (+178,62%) y Marathon Oil Corp (MRO) (+146,18%).

Las dos empresas de mayor market cap del sector, como son las históricas Exxon Mobil (XOM) y Chevron (CVX), también tuvieron subas destacables, como se observa en la tabla más abajo.

Fuente: https://www.sectorspdr.com/

 

Inmobiliario (XLRE)

El sector inmobiliario también tuvo un comportamiento sumamente destacable. El índice FTSE Nareit All Equity, el más representativo de este sector, tuvo su mayor suba anual desde 1976.

Si bien al interior del sector hubo comportamientos muy diferentes, como es habitual, los subsectores de inmuebles de uso industrial y de “self-storage” fueron los de mejores resultados. La mejor empresa del sector, como puede verse más abajo, justamente pertenece a este último subsector: Extra Space Storage Inc (EXR) (+95,96%).

La segunda empresa con mayor crescimiento del sector fue Simon Property Group (SPG) +87.35% , un REIT que detiende propiedades como centros comerciales y restaurantes, que habia sido muy golpeado durante la pandemia y recuperó en 2021 con la reapertura económica.

Fuente: https://www.sectorspdr.com/

 

Tecnológico (XLK)

Es habitual que el sector tecnológico termine siendo de los mejores del año, y 2021 no fue la excepción. Los dos gigantes de la industria, Apple (AAPL) (+33,82%) y Microsoft (MSFT) (+51,21%), cerraron con subas consistentes, pero la mención especial del sector debe ser para Nvidia (NVDA), con un rendimiento de 125,29%.

En el contexto actual de serios problemas de cadena de suministro (supply chain) de muchos bienes, en particular semiconductores (chips), la suba de Nvidia (NVDA) queda completamente explicada. Recordemos también que Nvidia produce los chips que son usados para los equipos que están detrás de la minería de criptomonedas, lo cual ha sido también uno de los fundamentos alcistas en años recientes para el subsector. Otras empresas del sector semiconductores, como Applied Materials (AMAT) (+82,34%) o Broadcom (AVGO) (+51.97%), también subieron significativamente durante el año.

Fuente: https://www.sectorspdr.com/

 

Los peores sectores de 2021

Los peores resultados de 2021 estuvieron ligados a los sectores de actividad más conservadores o defensivos, es decir, aquellos sectores que ofrecen bienes o prestan servicios básicos. Es habitual que estos sectores sean menos volátiles que el mercado en su conjunto y suban (o bajen) menos cuando el mercado en su conjunto sube (o baja).

Pero en un año tan extraordinario como 2021, mismo los peores sectores (Servicios publicos y consumo básico) han tenido crecimientos de cerca de 14%

Servicios públicos (XLU)

Este sector subió un +14,16% durante 2021. Se trata de un sector que es afectado en escenarios inflacionarios, como el actual. Adicionalmente, en contextos de recuperación económica, al tratarse de un sector defensivo, pierde el atractivo frente a otros sectores de actividad más dinámicos.

Fuente: https://www.sectorspdr.com/

 

Consumo básico (XLP)

Este sector tuvo un momento de fuerte crecimiento durante los inicios de la pandemia en 2020, cuando las cadenas de ventas minoristas en Estados Unidos se vieron prácticamente desabastecidas ante el incremento de la demanda de bienes de consumo básico, en un escenario donde era incierto el impacto del coronavirus y el tiempo que las personas deberían mantener la cuarentena. En un contexto de recuperación, como 2021, las empresas de este sector retomaron la demanda normal de sus productos, por lo cual no tuvieron un rendimiento destacable frente al mercado en su conjunto, apresentando un buen crecimiento aun que menor que el mercado (+14.32%)

Fuente: https://www.sectorspdr.com/

 

¿Cómo comenzar a invertir en Acciones o ETFs?

La mejor forma de comenzar es utilizar plataformas de simulación, con dinero virtual, para probar comprar o vender acciones (u otros activos) y de esta manera comenzar poco a poco a percibir cómo funcionan y qué esperar de ellas.

Hace clic aquí para probar invertir en simulación

 

 

Prueba invertir en Simulación

Datos personales

Tópicos relacionados