Nuestro Blog
Intereses, inflacion y las acciones

 

Cualquiera que lea el resumen de las últimas semanas sobre la evolución de los mercados financieros mundiales, tiene la sensación de que ha habido un “crash” en el mercado de bonos y que tenemos el peligro de una inflación galopante a la vuelta de la esquina.

Ni una cosa ni la otra son ciertas, pero el miedo es real.

 

El “crash” del mercado de bonos

La suba de las tasas de interés a largo plazo en los Estados Unidos no es un fenómeno de 2021. De hecho, después de haber sido llevado a los niveles más bajos de la historia – como resultado del apoyo de la FED a la economía en respuesta a la crisis desencadenada por COVID – el interés a 10 años de los bonos estadounidenses ha estado subiendo constantemente desde junio de 2020 como se puede ver en el siguiente gráfico:

Fuente: CNBC

A pesar de este movimiento, parece que, durante algún tiempo, nadie pensó en la suba de las tasas de interés, ya que el mercado de valores ha sido completamente inmune a este movimiento durante los últimos seis meses.

 

Entonces, ¿por qué tenemos esta reacción ahora?

Dos razones principales explican la reacción de los mercados a este último movimiento en las tasas de interés.

El primero, más psicológico, fue el valor mínimo registrado en el periodo prepandémico del 1,32%. La tasa del 1,32% se había alcanzado en julio de 2016 y a partir de entonces se registró un aumento de las tasas de interés hasta la aparición de Covid. Muchos analistas señalan que, después de que este valor se haya roto, la tasa tendrá un soporte allí y se estabilizará a valores más altos.

El otro factor que deja a los mercados con altos niveles de nerviosismo es la posibilidad de que la Reserva Federal de Estados Unidos (FED) actúe sobre el mercado de intereses para detener cualquier inflación.

Tanto un escenario como otro deben ser vistos con cierta tranquilidad.

En primer lugar, uno esperaría un retorno a cierta normalidad en las tasas de interés y esto siempre se reflejaría en un aumento de las tasas de interés. Por otro lado, una normalización de la curva con tasas de interés a largo plazo a valores más altos que los a corto plazo, refleja las expectativas de crecimiento económico y también de cierto aumento de los niveles de precios, es decir, cierta inflación.  Pero activar la economía y traer un nivel razonable de inflación siempre ha sido uno de los objetivos de los bancos centrales y, en este sentido, esto no puede ser una sorpresa.

Por lo tanto, el valor de las tasas de interés debe ser seguido de cerca, pero será difícil que en el corto plazo veamos un nivel de inflación que genere un nivel de preocupación que desencadene un aumento agresivo de las tasas de interés por parte de los bancos centrales.

Por lo tanto, es de esperar que, después de un período de cierto pánico, el mercado reanude cierta tranquilidad con las acciones a acomodarse a este escenario y potencialmente continuando con algunas subas, aunque sin la euforia de los últimos meses.

 

¿Te gustaría comenzar a invertir en acciones y bonos de Estados Unidos?

La mejor forma de comenzar es utilizar plataformas de simulación, con dinero virtual, para y buscar cuales los son los activos de inversión que mejor se adaptan a tus objectivos y de esta manera comenzar poco a poco a percibir cómo funcionan.

Hace clic aquí para probar invertir en simulación

 

 

 

Prueba invertir en Simulación

Datos personales

Tópicos relacionados